El leproso y su campanita | Blog | teleSUR
12 junio 2020
El leproso y su campanita

Indudablemente muy pronto ciencia y científicos obtendrán una vacuna para prevenir la Covid-19. Y también sin duda en breve tiempo la sociedad humana contará con un medicamento antiviral capaz de destruir al coronavirus. En el último siglo y medio ciencia y científicos ya han conseguido proezas semejantes.

El leproso y su campanita

A fines del siglo XVIII Edward Jenner descubrió-inventó la vacuna contra la viruela casi una centuria antes de que Luis Pasteur formulara la teoría microbiana de las enfermedades.“Matad a los gérmenes -decía Pasteur- y acabaréis con las enfermedades”. Jenner venció a la viruela sin saber que era producida por un microorganismo.

Y la manera más sencilla, eficaz y económica de matar a los gérmenes es el lavado de manos con agua y jabón. Pero existen otros medios. Los antibióticos, por ejemplo. Y entre éstos, desde luego, el más famoso de ellos: la penicilina, obra científica inconmensurable de Alexander Fleming.

Pero los antibióticos son antibacterianos, no antivirales. Sin embargo, ciencia y científicos han creado ya, a lo largo de los últimos años diversos antivirales para tratar y curar distintas patologías. Es el caso del herpes y, señaladamente, del Sida. Vacunas y antivirales son los dos caminos que conducen a Roma. 

Hasta la aparición del Sida, ciencia y científicos no habían puesto mucho empeño en la lucha contra los virus porque las vacunas resolvían plenamente el problema. Son los casos, entre muchos otros, de la viruela, el sarampión y la poliomielitis. Pero la emergencia sanitaria creada por el Sida, y las dificultades para producir una vacuna obligaron a ciencia y científicos a empeñarse, con muy buenos resultados, en la producción de fármacos antivirales. Es el caso del herpes, el Sida y la influenza H1N1.

En poco tiempo sabremos cuál remedio contra la Covid-19 llega primero: vacuna o antiviral. Mientras tanto, contra la actual pandemia es necesario atenerse a los viejos y probados métodos para evitar el contagio: cuarentena, relativo distanciamiento físico, uso de cubrebocas, lavado frecuente de manos con agua y jabón y relativo, aceptable y voluntario aislamiento social. 

El punto central es evitar el contagio. Como en las viejas historias e imágenes del leproso que va por calles y caminos con su campanilla para avisar de su presencia y así evitar que vecinos y transeúntes se le acerquen y puedan contagiarse.


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección




Perfil del Bloguero
Economista y profesor de Economía Política. Fundador y director del Centro de Estudios de Economía y Política. Es columnista del diario El Sol de México, del catorcenario Siminforma, del diario Rumbo de México, entre otros medios. Analista político en distintos programas de radio.
Más artículos de este bloguero




Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.